TRIATLON POPULAR DE MADRID

Publicado: 25 septiembre, 2014 en Sin categoría, Triatlon
Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Con muchas ganas llegaba a mi segundo Triatlón. Después de Palencia había entrenado muy bien. Mario me había preparado un par de semanas de mucha carga y había respondido a la perfección. El único handicap, que no tengo de momento bici de carretera y el entrenamiento no es lo mismo. Me voy apañando con la bici de spinning y con la MTB. El día que me compre una lo haré pensando en la media y larga distancia, mi verdadero objetivo. No será una cabra, porque no están permitidas en el Sprint y el Olímpico, pero deberá de ser una aero, que podamos lograr una postura lo más aerodinámica posible para poder competir en los 90 y los 180 km del Half y IRONMAN y que a su vez me permita correr triatlones de corta distancia. La elección tiene que ser con tranquilidad. De ahí que la última prueba que me queda la vuelva a correr con la alquilada. Una Basso de carbono con el grupo Shimano 105. Suficiente para dar la cara en Garabitas. Al fin y al cabo, ahí lo que mandan son tus piernas. Si no vas, por mucho que lleves una flaca de 6000 euros, no hay nada que hacer.

Otro aspecto a tener en cuenta era que el viernes tenía una boda. Se casaba mi cuñada Carmen, a la que desde aquí deseo toda la felicidad del mundo. No es la mejor opción como previa de una competición, pero nos adaptamos a todo. La boda fue a las 18:00 en Madrid. Me preocupaba un poco el tema de la cena. Es importante antes de una competición no ingerir muchas grasas. Tuve la suerte de encontrarme con un gran cóctel. Recurrí a un Salmorejo bien rico ( 6 ó 7 vasitos), un poco de jamón y algo más de picoteo. Bastante bueno todo, la verdad. Después en la cena, solomillo de ternera buenísimo. Y de postre una milhoja de crema y nata espectacular. Un capricho. Lo sé. Pero a veces no viene mal darse uno. Nos fuimos pronto a casa. Llevar tres niños a una boda es lo que tiene. Y más en un día de colegio. Llegamos sobre la 01:00 y entre que preparé todos los bártulos de la carrera y demás, me acosté alrededor de las 02:00.

Con Rocío y mi hijo Pablo en la boda de Carmen.

Con Rocío y mi hijo Pablo en la boda de Carmen.

El despertador sonó a las 06:45. Dormí del tirón. Mejor que en Palencia. Desde la semana pasada he cambiado un poco mis hábitos de alimentación. Hace tiempo leí un libro, “Dieta Paleo para Deportistas”, de Lorain Cordain, aclamado nutricionista y Joe Friel, entrenador de multitud de triatletas y ciclistas de élite. Hablando con Mario, también deportista de élite con alimentación paleo, he decidido intentar seguir este tipo de alimentación. Basado principalmente en frutas, verduras, carnes, pescados, mariscos, frutos secos y huevos. Sólo en días de entrenamientos intensos o carreras, podemos utilizar geles, barritas o bebidas isotónicas para recuperar e incluso algo de arroz. Los paleolíticos trabajaban de sol a sol, pero no iban a cazar a ritmos de 03:40 el kilómetro durante una hora, por poner un ejemplo, de ahí que tengamos que recurrir a este tipo de suplementos. Desterramos los lácteos, los cereales ( salvo los de papilla de bebé sin gluten) y la pasta. Y por supuesto los azucares que tanto daño nos hacen y que a veces comemos cantidades salvajes sin darnos cuenta.  La pregunta es: ¿Puedes hacer deporte de resistencia obviando la pasta en tu alimentación? La respuesta es sí. Está demostrado con numerosos atletas de élite y yo lo estoy empezando a descubrir. He afrontado este triatlón sin un gramo de pasta en mi cuerpo, he ido como un tiro. Os dejó un par de enlaces bastante interesantes sobre este tipo de alimentación. ¡Ojo! No es una dieta. Es un estilo de vida. Uno es el blog del Dr. Villegas http://dieta-paleolitica.blogspot.com.es y otro es http://www.jesussanchezbas.com un auténtico experto en la materia.

¿Qué desayuno? Pues aquí os dejo un ejemplo de desayuno completísimo. Una mezcla de carbohidratos de alto valor nutritivo y proteína de gran valor biológico:

  • Zumo de naranja natural ( le hecho una ampolla de jalea real y própolis ahora que vienen los catarros)
  • Tortilla de 4 claras y una yema ( huevos ecológicos si puede ser) con jamón serrano ( hay que quitarle la grasa).
  • 200 ml ( aprox) de leche de arroz con cereales de arroz Nutribén sin Gluten ( los de bebé) y un poco de miel y     canela al gusto. Espectacular combinación. Y tienes gasolina para toda la mañana sin problemas.

Digestión perfecta y a competir. Había quedado con mi padre en mi casa a las 07:30 para poner rumbo a la Casa de Campo. Mi madre tenía trabajo y no podía acompañarme muy a pesar suyo. Es mi fan número 1. Tampoco lo podría hacer ni Rocío, ni Lucas, ni Jacobo, ni Pablo y tampoco mi primo Ricardo. Demasiado temprano para despertar a la tropa. Hacía frío. El termómetro no superaba los 13ºC. Un pantalón largo no habría estado de más. Llegamos al Lago de la Casa de Campo sobre las 08:00. Se aparcó bien. Recogí el dorsal, preparé todo bien en la bolsa para las transiciones y a esperar a la cámara de llamada, que estaba prevista para las 09:15. Mi salida era a las 09:36, con el resto de los 96 No Federados que participaban. El Triatlón Sprint es la prueba por excelencia para iniciarse en este mundo. Había mucho debutante allí. Entre ellos mi amigo Alberto Soler. Con el que concidí en la zona de boxes. En apenas un mes, se había preparado para lanzarse a esta bonita aventura.

Largas colas para entrar a la zona de transición.

Largas colas para entrar a la zona de transición.

Distintivo de la ETU, organizadora de la Final de la Copa de Europa de Triatlón.

Distintivo de la ETU, organizadora de la Final de la Copa de Europa de Triatlón.

Los jueces anunciaron que la temperatura del agua era de 21,4ºC y por lo tanto estaba permitido neopreno. Me venía bien. Para los que no somos nadadores, nos ayuda y todo lo que sea nadar con él bienvenido sea porque mi gran objetivo del 2015, el IRONMAN 70.3 de Calella, se nadará con neopreno casi con total seguridad. Todo estaba preparado. Muchos menos nervios que en Palencia. Nos dirigimos al lago. Tenía mucha curiosidad por ver cómo estaba el agua. Me habían hablado muy mal de su estado. Que si una sopa de garbanzos, que si las carpas se te echan encima… Nada de nada. Perfecta. El domingo era la Final de la Copa de Europa de la ETU y parece ser que habían depurado bastante el agua para dejar buena impresión a la élite. A las 09:36 dieron el pistoletazo de salida.

Momento de la salida de los 750m de natación grupo No Federado.

Momento de la salida de los 750m de natación grupo No Federado.

No quise tirarme de cabeza. No lo había ensayado mucho y no quería perder las gafas al tirarme. Los primeros 350 metros no fueron buenos. Había mucho tráfico y no se nadaba cómodo. De hecho en la primera boya, al hacer el giro, tuve que nadar un poco a braza porque era imposible dar dos brazadas seguidas durante el giro. Una vez encarada la recta hasta la siguiente boya, ya empecé a nadar mucho mejor. Me situé en la parte izquierda, buscando soledad y por fin pude encontrar un ritmo bueno. Me costó menos en el río Carrión que aquí. La acumulación de nadadores hizo que se produjera mucho oleaje y el lago se había convertido prácticamente en un mar. Aún así, hice un buen tiempo. 14:27, teniendo en cuenta las dificultades hasta la primera boya, donde por cierto, me choqué contra una embarcación que remolcaba a un triatleta lesionado. Ya era casualidad. Justo saco la cabeza para respirar y ¡zas! me meto contra la piragua. Intento evadirme y me quedo enganchado con la cuerda que remolcaba al lesionado. Para eso existe el nado orientación. Error mío. Hay que mirar al frente cuando hay tanta gente para evitar este tipo de cosas. Al final salí del agua en el puesto 17.

Primeros metros de la natación.

Primeros metros de la natación.

Camino de la T1.

Camino de la T1.

Llegaba el momento de la bici. Me quité rápido el neopreno. Me puse las zapatillas, sin calcetines para no perder tiempo, y a disfrutar. Salida a la derecha y casi sin poder coger aire, un giro a la izquierda y primera subida. Durita. Asfalto bacheado. Por momentos me imagino subiendo las rampas de Luz Ardiden o cualquier puerto de los pirineos. La subida es corta. Bajada prolongada, bastante rápida y ascensión al famoso Teleférico. O Garabitas. Nada más empezar la subida, cambio de plato grande al pequeño cuando llevaba mucha cadencia de pedaleo y se me sale la cadena. ¡No puede ser! A ver si no la lío y la meto rápido, pienso. La mecánica y yo no nos llevamos muy bien. Me pasan como aviones un montón de corredores. Pongo pie a tierra y me pongo con la cadena. La coloco a la primera. ¡Bien! Rápido me pongo  a ritmo. Bastante bueno. Me encuentro con fuerzas. Me uno a un corredor y hacemos camino. El ritmo es elevado. Pasamos a bastante gente. Buena cadencia de pedaleo y a intentar llegar con él a la cima. A la mitad de la subida vienen 5 aviones. De los primeros. Conseguimos unirnos a ellos. Aguanto todo lo que puedo. No queda mucho para el final, aunque al coronar, hay una bajada y rápidamente otro repecho bastante duro. Llego con ellos hasta ahí. Pero se me van en los últimos metros. No logro llegar al final de la rampa con ellos, me sacan unos 50 metros. Para mí era un logro todo lo que había aguantado. Intento beber algo en la bajada porque iba seco, lo justo para que el grupo de 6 se me vaya. Intento alcanzarlos en la bajada y en el llano antes de la zona de transición, pero imposible. Iban en moto. La primera vuelta, los 7,6 km aproximadamente, los hago en 15´. A una velocidad media de 32,7 km/h. Rapidísimo para mí teniendo en cuenta la subida por la que habíamos transitado.

Primer paso por zona de transición.

Primer paso por zona de transición.

La segunda vuelta me sale peor. No tengo a nadie a quien seguir y bajo el ritmo. Lo hago en 17´. Las sensaciones son buenas, voy bien de piernas, pero sigo solo. No consigo enlazar con ningún grupo. Llega la última vuelta y me viene lo peor. En el mismo sitio que la primera vez, se me vuelve a salir la cadena. Justo en el inicio de ascensión a Garabitas. Esta vez no me entra. Me pasan multitud de corredores. No quiere entrar. Me empiezo a poner nervioso. ¡Me ca.. en la p… cadena! Grito. Se me acerca un hombre: ” ábrela más”. Zas. Por fin. El señor, muy amable, me empuja como unos 20 metros. Me viene de lujo para coger algo de ritmo en la ascensión. Pero había perdido bastante tiempo. Una pena. Intento apretar. Las piernas me responden y recupero algunos puestos. Pero llego a la tercera vuelta con un tiempo de 20 minutos. 5 más que la primera. La cadena me había lastrado. Para colmo, entro en la zona de transición y con las prisas me equivoco de calle. Tuve que dar la vuelta al final del todo y volver a mi box. Otro error que me penaliza aún más. Me empiezo a mosquear.

Última transición, toca carrera.

Última transición, toca carrera.

Me quito el caso, me pongo las zapatillas con calcetines, gorra y mi inseparable reloj para iniciar los 5km de carrera. Rápido me viene una sonrisilla. Los primeros metros apenas noto el cambio de la bici al asfalto. Las piernas me responden bien y casi sin querer me pongo en 04.30. Aguanto así el primer kilómetro. El recorrido es fácil. Ligera subida en la ida y bajada rápida a meta. Sé que tengo que apretar subiendo porque bajando podía volar. Empiezo a recuperar posiciones. Rondo los 04:00 el kilómetro. Llego a meta y me queda otra vuelta. Mi padre me anima. Últimos 2,5km. Aprieto los dientes y lo doy todo. Sigo adelantando corredores. Llego al giro de la subida y último kilómetro y medio. Las piernas me responden a la perfección. Me estoy divirtiendo. Disfrutando. Sólo me falta la intermitencia para los adelantamientos. Había gente muy tocada. Miro el reloj y ya marcaba por debajo de 04:00. Llego a ir a 03:30. Encaro la última curva antes de entrar en la contrameta. Voy sin frenos. Se me habían pasado volando los 5000 metros. Al final entro en meta con un tiempo de 21:25. Haciendo el último kilómetro en 03:50 y finalmente acabando noveno en mi grupo de edad. Todo un éxito. Bien es cierto que en esta prueba hay mucho debutante, pero yo tampoco soy mucho más.

2014-09-20 11.40.21

Entrando en meta con un tiempo de 21:25.

Tan sólo es mi segunda prueba. El Sprint se me queda corto. Acabar así de bien la carrera es sinónimo de que estoy preparado para más. Al final quedo el 21 en mi grupo de edad (30-34) de 96 participantes con un tiempo de 01:31:46. A tan sólo 3 minutos del top 10. Más o menos lo que creo que pude perder con el tema de la cadena. En la general el 72 de 368. Lo dicho, feliz. Muy feliz. Una inyección de confianza y de moral de cara a la verdadera prueba de fuego: SERTRI MADRID, el 4 de octubre también en la Casa de Campo, pero esta vez en la modalidad Olímpica (1,5-40-10). Ahí me encontraré con gente que compite mejor. No habrá mucho debutante y el nivel será alto. Confío en mis posibilidades y estoy convencido que si todo marcha bien, haré un gran resultado. Gracias a mi padre por acompañarme una vez más a un evento deportivo. Antes era el fútbol. Ahora es Triatlón. La vida cambia.

#SwimBikeRun

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s